Sube a la olaNo, no vayais a pensar que me voy a dedicar a hacer surf ni nada por el estilo. Es que es el título de la canción de moda en mi casa, la que mi hija debería haber bailado en la fiesta de fin de curso de la guardería. Y digo debería porque se quedó como una estatua la muy pava. Eso sí, ahora se pasa el día cantándola y haciendo los pasos que aquel día no le dió la gana de hacer.

Y aprovechando la coyuntura de la cancioncita (hortera donde las haya, la verdad, y para muestra este vídeo) os comunico que desde mañana “cerramos por vacaciones”, no porque necesite un descanso del Social Media, porque esto no me cansa, sino porque nos vamos de viaje y aunque me pasearé por mis redes de vez en cuando (tengo vicio, lo sé), no voy a tener el mismo tiempo que tengo ahora, que ya de por sí es poco porque ser mamá 2.0, como me dice mi querido amigo @rvillanuevarios es muy sacrificado. Así que disculpad si no puedo seguir las conversaciones que tanto me gustan, especialmente en Twitter, pero irse de vacas con la familia es lo que tiene, que no se puede estar en todos los fregaos.

Espero veros a todos (pasaré lista, lo aviso desde ya) a la vuelta de estos días lejos de la playa, allá para finales de julio. Y aunque soy consciente de que el mes de agosto es un mes de poca actividad, algo aportaré por si a alguien le apetece leerme.

Y como cada uno muestra orgulloso lo que tiene, os digo “hasta pronto” con una foto de mi hija el día en que se quedó como una estatua durante el baile de fin de curso. Una foto veraniega donde las haya.

Amaia fin curso

 

A %d blogueros les gusta esto: