las muñecasEn este país no creo que haya nadie que aún no haya visto el anuncio de este año de la Lotería de Navidad. Ese anuncio que se dice que todos esperamos con ilusión renovada año tras año porque es el pistoletazo de salida para estas fiestas tan entrañables (para los que les gusten, que no es mi caso). Tal vez esto fue así mientras duraron los anuncios que protagonizaba el actor Clive Arrindel (desde 1998 hasta 2005). Esos anuncios en los que cada año se introducía algún cambio, pero que lo que permanecía invariable era el calvo acompañado de la música de la película Doctor Zhivago y el ya mítico lema: “¡Que la suerte te acompañe!” Sinceramente, una vez se cargaron al pobre calvo, el anuncio de la Lotería de Navidad nunca volvió a despertar tanto en nosotros como lo ha hecho el de este año. Y es que… ¡Vaya forma de cagarla!

Si aún no lo has visto o si quieres rememorar tan grandioso momento, puedes hacerlo en el siguiente video

 

En mi caso, estaba trasteando en Facebook cuando vi el enlace de un video que un amigo mío acababa de colgar. No me fijé en lo que decía, debo admitirlo, porque al ver en la imagen a Bustamante y Marta Sánchez pensé que se trataba de la segunda parte de la película Enredados. Y como el video del tema central de la primera (y hasta ahora única) me gustó mucho hice click rápidamente.

Las primeras imágenes, con ese pueblo iluminado a lo lejos, no me hicieron sospechar nada fuera de lo normal. A la que vi el árbol, a Marta Sánchez, Busta, los tonos dorados… pensé que se trataba del nuevo anuncio de Freixenet. La primera imagen de Niña Pastori ya no me cuadraba tanto. La de Raphael me descolocó bastante. Pero fue ver a Monserrat Caballé y ya no sabía si se trataba del anuncio de alguna película de Navidad de la Familia Monster, o una nueva entrega de la saga Poltergeist. Porque vamos a ver. Durante el rodaje ¿nadie fue capaz de decirle a la Caballé que por favor no pusiera cara de zoombie? Hombre, ¡por Dios! Que menos mal que no lo ha visto mi hija que si no seguro que tendría pesadillas nocturnas.

Pero analicemos algunos detalles del anuncio de marras. El principio incluso me sigue pareciendo chulo, con ese chico corriendo entre calles empedradas llenas de velas y su llegada a la plaza del pueblo con el gigantesco árbol iluminado en el centro. La aparición de Marta Sánchez, que como decía un internauta, cada día se parece más a Donatella Versace,  no está mal. Tampoco el primer plano de Busta, ese chico que todas las madres querían como yerno en la primera edición de Operación Triunfo. Cuando aparece la Niña Pastori, que como bien dice otro surfero de Internet, de Niña tiene ya más bien poco, pues hombre, te deja algo pensativo, pero todavía no saltan las voces de alarma.

Entre los primeros planos de estos tres cantantes se entremezclan las imágenes del “público de la Plaza del Pueblo”. Esos simpáticos lugareños que de ningún modo podían presagiar la que se les venía encima. Y esto ya empieza mosquear porque ¡vaya cara de cagarse en los portales que tienen todos! Ni el gordo de la Lotería te deja esa cara de tonto si te toca. Y de repente… Raphael, con esa sonrisa Profident suya tan característica pero que incluso a una chica agarrada del brazo de su madre parece que le provoca una risa tremenda.

Y la aparición de la Caballé, que parece haberse escapado del rodaje de la versión-homenaje del video Thriller de Michael Jackson, eso ya termina de desmontar cualquier esperanza de que el anuncio sea el de Freixenet. En ese momento ya sabemos que podemos esperar cualquier cosa.  No sé yo si pensaron así los tres señores que salen a continuación en el video, que sonríen mucho, sí, pero se ve perfectamente que se trata de una sonrisa nerviosa porque se lo han hecho en los pantalones con esa aparición terrorífica. Eso sí, a los espectadores nos da tiempo a recomponernos con la imagen de la vista aérea de los cinco magníficos cantando bajo el árbol. Aquí es cuando empiezas a preguntarte si no será una versión en español de algún villancico de los Backstreet Boys.

Y vuelve a aparecer Marta Sánchez, con unos movimientos de cuello un tanto extraños y su melena ondeando al viento. Con Busta no voy a meterme porque aunque no me gusta su música reconozco que no tiene mala voz y además me cae muy bien el chaval. Al ver otra imagen de Niña Pastori empiezas a pensar que si algún día quieres rellenarte los labios no quieres que lo haga su cirujano por nada del mundo. Y otra vez aparece Raphael, con esa  sonrisa ortopédica y con un culto exacerbado al botox. Y cuando ya nos estábamos recuperando del primer susto de muerte, aparece de nuevo la Caballé y nos saca un nuevo alarido. De hecho la pareja que aparece a continuación de esta imagen es un fiel reflejo de lo que estoy comentando. Se ve a la señora con una sonrisa como de pensar: “La madre que te parió bonita. ¡Vaya susto me has dado!” mientras el marido la mira como diciendo: “¿Estás bien? Porque yo aún estoy temblando».

Podría seguir analizando imagen por imagen, pero os terminaría aburriendo. Y la verdad es que nada mejor que este video para explicar sin palabras el miedo que todos sentimos junto con los allí reunidos en la Plaza del Pueblo:

Esta es una de las muchas parodias que se han hecho del anuncio de la Loteria de Navidad 2013. Otra que no tiene desperdicio es ésta con la canción de Lady Marmalade:

Hay muchas más parodias del anuncio, aunque de todas las que he visto mi favorita es ésta:

Hay algo que podemos agradecer a los de Lotería Nacional, y es el habernos sacado estas sonrisas y darnos algo de lo que hablar durante montones de días. No sé yo si les voy a agradecer que cuando vaya a comprar algún décimo este año me venga a la mente la imagen de la Caballé. Tal vez hayan querido así suavizar un poco el polémico asunto del 20% que se va a llevar Hacienda con los premios. Como diciendo: hay cosas peores en torno a la Lotería de Navidad, por ejemplo la aparición de la Caballé en la Plaza del Pueblo de Pedraza. O quizá querían hacernos olvidar al calvo de una vez por todas con este susto a modo de anuncio.

Y ahora, el miedo que me acecha a diario, es el de poner la tele y ver a la Caballé en un nuevo anuncio navideño de las Muñecas de Famosa. Porque entonces en lugar de comprarle a mi hija para Reyes un Nenuco, le compraré un Chucky que cante la canción de Elvis Presley «You are always on my mind». Que el pobre Rey del Rock estará retorciéndose en su tumba viendo cómo se han cargado su canción los Backstreet Boys de la Lotería de Navidad.

65914

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: