Imagen: Camiseta de Clasf

Imagen: Camiseta de Clasf

Ya lo dice el wikcionario: Macarra es una persona, de carácter agresivo, basto y belicoso. Y añade otra definición: Dicho de una persona, de gusto vulgar o inferior y hábitos incultos. Vamos, hablando en plata: un macarra es un busca broncas que además de rústico es un barriobajero al que deberían taparle la boca (y la mano en este caso) de mala manera. Y al igual que en el mundo offline, estos seres indeseables también abundan en este mundo online; pero en éste último yo creo que se crecen más todavía porque saben que nadie les puede poner de calcamonía en la pared como haría el «ofendido» si los tuvieran justo en frente. Y por lo menos en mi caso, esto es lo que más indigna. Porque a menos que entres en su juego, no puedes hacer nada para quedarte más ancho que pancho.

Hace unos días mi amigo Ricard Lloria (@RLloria) colgaba en su muro una actualización expresando el malestar que le había causado una actualización en LinkedIn y a mi me dejó con la boca abierta. Esta es la imagen que la acompañaba:

1524844_10201849411091355_1620678529_n

La verdad es que a esto se le llama mear fuera del tiesto. No sólo porque se supone que LinkedIn es una red profesional y sinceramente los dos comentarios no hacen gala de ninguna profesionalidad. Es que aunque hubiera sido en otra Red Social, este tipo de acciones son de lo más reprobables. Habría que ver la cara del tal Enrique (uno de tantos que se pasa por el forro las condiciones de LinkedIn sobre la foto de perfil)  y los roscos que se come; que con esa actitud me parece que ni pagando se lo hace con una muñeca hinchable. ¡Hombre, por Dios!

Y cuando ya me había repuesto del shock que me causó la imagen, mi  amiga Ester M. Serrano (@EsterMS_) también en Facebook comentó un artículo que yo había colgado sobre Trolls y decía que se topó con uno de estos en LinkedIn que tuvo la desfachatez de cuestionarla como mujer. Como me salió la vena cotilla le dije que me mandara un mensaje y me dijera quién era para bloquearle del tirón porque a esa gentuza no quiero tenerla en mis listas de amigos, seguidos, contactos profesionales, etc. Me contó la historia y la verdad es que era para caerse de espaldas. Porque todo sucedió a raíz de un artículo que colgó ella en un grupo y con el que al parecer el macarra en cuestión no estaba de acuerdo. Una vez más, LinkedIn, la Red Profesional por excelencia, parece que está llena de camorristas de tres al cuarto que yo creo que no buscan otra cosa que notoriedad aun a costa de cagarla donde quiera que aparecen.

La verdad es que no entiendo por qué hay gente tan grosera en Redes Sociales, Foros, blogs… Seguro que esta gente en el mundo offline es igual. Al fin y al cabo siempre he defendido que nuestro comportamiento en Redes Sociales es un fiel reflejo del que tenemos en nuestra vida sin conexión. Y claro. Si uno es un chabacano en la llamada vida real, como algunos la llaman, no podemos pretender que sea  un dechado de virtudes en el mundillo 2.0.

Me cuesta imaginar las dos situaciones que he reseñado trasladadas al mundo offline. Por ejemplo la primera. Imagina que estás con tu grupo de amigos y les dices que tienes nuevo trabajo y otro te suelta: «Imposible, pero si eres tan feo que cuando tu madre te parió buscó la cámara oculta». Te lo puedes tomar como una broma de muy mal gusto pero tu amigo te dice que lo ha dicho muy en serio. Tanto, que añade: «Pero hijo mío, si es que con esa cara no me extraña que seas virgen por todos lados». Ahí ya no te lo tomas como una broma. Directamente le abres la cabeza con el vaso que tienes en la mano. Pero claro, esto no puedes hacerlo literalmente en el mundo online.

Si tenemos algo que decir en todo lo que se menea en Social Media, que sea para aportar algo de valor, para generar conversaciones, para hacer amigos que te apoyan mil veces más que muchos de los amigos de tu mundo off. Para decir sandeces y querer ser unos wannabe pretendiendo que somos muy chulos, para eso, mejor nos quedamos quietecitos. No vaya a ser que algún día acudamos a algún congreso o conferencia y alguien a quien le faltamos al respeto en las Redes o en algún blog, nos aplauda la cara a base de bien.

Y para terminar, además de deciros que me gustaría que me dierais vuestra opinión al respecto e incluso coménteis si habéis sido víctimas del azote de algún macarra sin fronteras 2.0,  me gustaría dejaros con este video de los Gomaespuma que como todo lo que viene de ellos me encanta

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: